La fuerza en ninos

www.fitness5.com

Titulos:

El entrenamiento de fuerza en jovenes

Resumen:

Beneficios y contras del entrenamiento de fuerza en jovenes y adolescentes

Feed Grupo Facebook Nuestro Blog Facebook meneame Delicious Javier Solas

Búsqueda personalizada

Usted esta en: =>

Fitness -> Articulos

=>

La fuerza en ninos


Capitulo siguiente --> Culturismo en ninos - Biomecanica abdominal - Ejercicios funcionales - Ejercicios de remo, analisis - Stretching Global Activo. - Estirar antes o despues del ejercicio -

ENTRENAMIENTO DE FUERZA PARA NIÑOS Y ADOLESCENTES



Postura de la Sociedad de Medicina Deportiva de Israel



El aumento de la popularidad, en años recientes, de los clubes de salud y salas de pesas entre una población más joven ha generado interés por los beneficios y riesgos de tal participación en este segmento de la población. Aunque están bien documentados los beneficios del entrenamiento con cargas en la comunidad adulta, el tema del entrenamiento de fuerza en niños se ha estudiado mucho menos. Durante muchos años no se recomendaba este entrenamiento para deportistas jóvenes porque se consideraba que no era productivo ni seguro(1, 2) . La preocupación por el aumento del riesgo de lesiones esqueléticas y por los posibles efectos sobre el crecimiento del músculo esquelético había suscitado interrogantes sobre los beneficios del entrenamiento de fuerza en niños y adolescentes. El propósito de esta toma de posición es aportar una información con base científica para la comunidad de la preparación física, incluidos tanto los padres como los niños, sobre el uso del entrenamiento de fuerza en niños de edad pre y pospuberal.

MEJORÍA DE LA FUERZA



En las primeras investigaciones sobre los efectos del entrenamiento con cargas en niños de edad prepuberal no se comunicaron mejorías importantes de la fuerza muscular. Sin embargo, en estos estudios existieron varios problemas metodológicos en relación con la prescripción del ejercicio y con el protocolo de ensayo empleado para valorar el programa de entrenamiento. En concreto, estos estudios utilizaron bajas intensidades de entrenamiento y evaluaron un programa de ejercicios dinámico mediante pruebas isométricas.

En estudios posteriores en los que se analizó el rendimiento de fuerza de niños, después de la participación en un programa de entrenamiento de la resistencia, se ha sugerido que cuando se incorpora un programa apropiado de ejercicio con una supervisión adecuada, pueden lograrse mejorías importantes de la fuerza sin lesiones esqueléticas. En otros estudios se han comunicado también mejorías significativas de la fuerza (5%-40%) tanto en niños como en adolescentes que entrenaban 2-3 veces a la semana siguiendo protocolos isotónícos, isocinéticos o isométricos(5-9). Parece que los niños responden de forma similar a los adultos a los cambios en las variables agudas de los programas (p. ej., intensidad, volumen y frecuencia de entrenamiento). Además, la mejoría de la fuerza muscular depende también de la experiencia en el entrenamiento de la resistencia del niño. Los niños que son levantadores novatos obtendrán mayores ganancias de fuerza que los niños con entrenamiento previo de la resistencia (debido a un efecto de aprendizaje). En las comparaciones entre las respuestas al entrenamiento de niños y adultos, se observa un mayor aumento absoluto de la fuerza en los adultos. Sin embargo, los aumentos relativos de la fuerza (cambio porcentual respecto al nivel inicial) parecen ser mayores en niños.

ADAPTACIONES MUSCULARES Y NEURALES



La interacción entre las adaptaciones neurales y la hipertrofia muscular es el mecanismo subyacente de la mejoría de la fuerza en los adultos. En una población prepuberal, se cree que la hipertrofia muscular no es el factor principal para la mejoría de la fuerza muscular. Esto se ha demostrado en varias investigaciones en las que no se comunicaron en niños cambios del área transversal del músculo después de entrenamientos de resistencias. Aunque en otros estudios se han comunicado ligeros aumentos del área transversal del músculo después de programas de entrenamiento de resistencia comúnmente se piensa que la mejoría de la fuerza en los niños se relaciona más con adaptaciones de factores neurales que con cambios en la hipertrofia muscular.

Las adaptaciones neurales pueden ser aumento de la activación de la unidad motora, aumento de la sincronización de la unidad motora y un aumento del potencial evocado de sacudida. La falta de una respuesta de hipertrofia muscular importante al entrenamiento de resistencia en niños prepuberales puede estar relacionada con la influencia hormonal sobre el tejido muscular. Los aumentos de la secreción de testosterona son consecuencia del desarrollo genital en los varones, que se produce durante la pubertad y a menudo se asocia al aumento de la masa corporal magra(15,16). Se cree que la hormona del crecimiento y los factores de crecimiento insulinoides son los principales estímulos endocrinos para el desarrollo muscular en mujeres

RENDIMIENTO DEPORTIIVO Y PREVENCIÓN DE LESIONES



Uno de los principales objetivos de un programa de entrenamiento de resistencia para deportistas maduros es mejorar el rendimiento deportivo. Considerando los requisitos intensos y físicamente exigentes a que se someten los niños que practican diversos deportes, parece que el entrenamiento de fuerza sería beneficioso para mejorar el rendimiento deportivo. Sin embargo, en muy pocos estudios se ha examinado el efecto del entrenamiento de fuerza sobre la mejoría del rendimiento deportivo en niños. En un estudio inicial de Ainsworth(19) no se encontró una diferencia significativa en la velocidad de natación después de un programa de entrenamiento isométrico. Sin embargo, en un estudio posterior de Blanksby y Gregor(-5), se demostró una mejoría significativa de la velocidad de natación después de un programa de entrenamiento de fuerza. El contraste entre estos estudios destaca la importancia de una prescripción adecuada del ejercicio. Para optimizar el "traslado" de la mejoría de la fuerza desde la sala de pesas al terreno deportivo, los programas de entrenamiento deben incorporar movimientos que sean similares a los empleados por el joven deportista en el campo o en la cancha.

Se han utilizado pruebas del rendimiento motor como medida del efecto del entrenamiento de resistencia sobre el rendimiento deportivo. Se han observado mejorías significativas en el salto vertical(11, 20) , al salto de longitud en bipedestación (21) y el número de flexiones realizadas(21) después de programas de entrenamiento de 5-14 semanas en niños tanto pre como pospuberales. Sin embargo, hay varios estudios en los que no se comunicaron mejorias significativas en las pruebas del rendimiento motor (22, 23) ni en medidas de la potencia anaerobia (23, 24) . Estos resultados contradictorios podrían estar en relación con diferencias en la prescripción de ejercicio o en la familiaridad del sujeto con el protocolo de prueba.

Se ha sugerido que el entrenamiento de fuerza tiene un papel en la prevención de lesiones, que se observa generalmente por disminución en la tasa de lesiones, en la gravedad de las lesiones o en el dolor articular. Además, este entrenamiento parece reducir el tiempo de rehabilitación desde la lesión. Las investigaciones científicas en las que se ha examinado la relación o los mecanismos del entrenamiento de resistencia y la prevención de las lesiones son muy limitadas. Sin embargo, se piensa que la mejoría de la fuerza del tejido conjuntiva podría contribuir a una reducción de la tasa de lesiones en individuos entrenados para resistencia

ASPECTOS DE SEGURIDAD



Los programas de entrenamiento de fuerza que se realizan sin una supervisión adecuada aumentan el riesgo de lesiones musculoesqueléticas tanto en niños como en adolescentes. El entrenamiento sin supervisión puede aumentar la probabilidad de fracturas de la placa epifisaria, rotura de discos herniarios y lesiones lumbares(211). Durante los programas de entrenamiento supervisado, la incidencia de lesiones de tejidos blandos no parece ser mayor durante el entrenamiento de resistencia que en cualquier otro deporte. Aunque se ha sugerido que las lesiones lumbares son prevalentes entre los levantadores de peso de competición (25) , en investigaciones recientes en Inglaterra se ha comunicado que la frecuencia de lesiones en los levantadores de peso de competición es menor que en la mayoría de las demás especialidades deportivaS(29) . No hay pruebas científicas en la literatura en que se comunique un mayor riesgo de lesiones musculoesqueléticas en niños o adolescentes que participen en un programa de entrenamiento de resistencia, en comparación con otras actividades físicas.

Las lesiones de la placa de crecimiento epifisaria son una causa de preocupación importante en el entrenamiento de fuerza en los niños. Durante un período de 20 años de lesiones epifisarias relacionadas con el deporte, sólo se han comunicado 85 casos(311). Sin embargo, ninguna de estas lesiones se relacionó con la participación en un programa de entrenamiento de fuerza. Este tipo de lesión suele ser raro durante la actividad física, y se ve con más frecuencia en adolescentes que en niños(31). Se ha sugerido que la placa de crecimiento epifisaria es capaz de soportar mucha más actividad en los niños de lo que se pensaba habitualmente . Se cree que el potencial aumentado de lesión de la placa epifisaria como consecuencia de un programa este entrenamiento está relacionado con una técnica incorrecta, una prescripción inadecuada del ejercicio o movimientos balísticas. Además, en el raro caso de una lesión de la placa epifisaria relacionada con el deporte, no se observó un efecto negativo sobre el crecimiento(32) . Esto está relacionado aparentemente con la localización de la lesión, que suele producirse en la epífisis distal del radio. Aunque parece que el entrenamiento de fuerza no aumenta la probabilidad de lesiones esqueléticas o relacionadas con el crecimiento en niños o adolescentes, puede estar justificada una mayor investigación para analizar el efecto longitudinal del entrenamiento de fuerza en la placa epifisaria en esta población.

CONCLUSIÓN Y RECOMENDACIONES



Las pruebas disponibles sugieren que el entrenamiento de fuerza puede producir mejorías significativas de la fuerza tanto en niños como en adolescentes, y que los programas de este tipo pueden realizarse de forma segura si se respetan varios aspectos importantes de seguridad.

1. No debe iniciarse ningún programa de este tipo sin la supervisión adecuada de un profesional acreditado en el campo de fuerza y preparación física.

2. Debe enseñarse al niño la técnica adecuada para cada ejercicio.

3. El equipo utilizado para los ejercicios debe ser seguro y adecuado para el tamaño del niño.

4. Deben evitarse intensidades de entrenamiento altas, y no deben realizarse intensidades máximas antes de que el niño llegue a los 16 años de edad o al estadio 5 de Tanner(33).

5. Todas las progresiones de la intensidad del entrenamiento deben hacerse muy gradualmente.

6. El entrenamiento de fuerza debe usarse como forma suplementaria de actividad física, y no en sustitución de la actividad normal del niño.

7. Los programas de entrenamiento de fuerza deben diseñarse para satisfacer las necesidades del deporte concreto practicado por el niño o el adolescente.

8. Todos los ejercicios deben realizarse en toda la amplitud de movimiento de cada músculo de manera controlada.

9. Deben evitarse los movimientos rápidos, súbitos y balísticas durante el ejercicio.

10. Deben realizarse ejercicios de calentamiento antes de toda las lesiones de entrenamiento, y ejercicios de flexibilidad y enfriamiento después de ellas.

BIBLIOGRAFÍA



1. Kirsetn G Der einfluss isometrischen muskeltrainings auf die entwicklung dermuskelkraftjugendlicher. Int. Z Angew PhysioL XXX. ArbeitphysioL 1963; 19: 387-402.

2. Vrigens J Muscle strength development in the pre- andpost- pubescent age. Med. Sel Sports. 1978; lí: 152-158.

3. Blimkie CJR. Resistance training duringpre- and earlypuberty: Efficacy, trainability,mechanisms andpersistance. Can. J Sports Sel. 1992; 17: 264-279.

4. Blimkie CJR. Age and sex-associated variations in strength during childhood. In Gisol@i C. V and Lamb D.R. (eds.). Perspectives in Exercise Science and Sports Medicine, Vol. 2:Youth Exercise and Sports. Benchmark Press: Indianapolis IN. 1989.

5. Blanksby B. and Gregor J Anthropometric, strength and physiological changes in male andfemale swimmers with progressive resistance training. Aust J Sport Sciences.1981; 1.- 3-6.

6. Ozmun JC, Mikcsky AE and Surburg PR. Neuromuscular adaptations following prepubescent strength training. Med. Sci. Sport Exerc. 1994; 26: 510-514.

7. Servedio FJ, Bartels PL, Hamlin PL et aL The effects of weight training, using Olympic style lifts, on various physiological variables in pre-pubescent boys. Med. Sci. Sports Exerc.1985; 17: 288.

S. Sewell L. and Micheli LJ Strength trainingfor children. J Ped. Orthoped. 1986,- 6: 143-146

9. Weltman A, Janney C, Rians CB et al. The effects of hydraulic resistance strength training in pre-pubertal males. Med. Sci. Sports Exerc. 1986,- 18: 629-638.

10. Sailors M and Berg K. Comparison of responsos to weight training in pubescent boys and men. J Sports Med. 198 7,- 2 7: 3 0-3 7.

1 1. Mc G o v e r n MB. Effects of circult weight training of the physical fitnes of prepubescent children. Dissertation Abstracts International. 1994; 45: 452A-453A.

12. Ramsay, JA, Blimkie CJR, Smith K, et al. Strength training effects in prepubescent boys. Med. Sci. Sports Exerc. 1990; 22: 605-614.

13. Blimkie CJR. Resistance training duringpreadolescence. Sports Med. 1993; 15: 389-407.

14. Mersch F and Stoboy H. Strength training and muscle hypertrophy in children. In Ose id S and Carlsen KH (eds) International Series on Sport Sciences: Children and Exercise XIII. Human Kinetics: Champaign, III. 1989.

15. Kramer WJ, Fry A C, Frykmann P et al. Resistance training and youth. Ped. Exerc. sci. 1989; 1: 336-350.

16. Lowry GH, Growth and development of children. Yearbook Medical Pub. Chicago.1973.

17. Kramer WJ. Endocrine responsos to resistance exercise. Med. Sci. Sports Exerc. 20(suppl.): S]52-S]57.

18. FleckSG andkramer WJ. DesigningResistance TrainingPrograms. Human Kinetics:Champagin, III. 1987.

19. A insworth JL. The effect ofisometric-resistive exercise with the Exer-Genie on strength and speed in swimming. Doctoral Thesis. U. or Arkansas. 1970 (cited in Blimkie, 1989).

20. Neilsen B, Neilsen K, Behrendt Hansen M et al. Training of 'functional muscular strength " in girls 7-19 yearls old. In: Berg K and Eriksson BD (eds) Children an Exercise IX. Human Kinetics: Champaign III. 1980, 69- 78.

21. Falk B and Mor G The effects ofresistance and martial arts training in 6-8 years old boys. Ped. Exerc. Sci. (in press).

22. Faigenbaum AD, Zaichkowsky LD, Westcott WL et al. The effect of a twice-a-week strength trainingprogram on children. Ped. Exerc. Sci. 1993; 5: 339-346.

23. Hetzler RK, DeRenne C, Buxton BP et al. Effect of 12 weeks ofstrength training on anaerobicpower in pubescent male athletes. Med. Sci. Sports Exer 1994; 26: S583 (abstract).

24. Doeherty D, Wenger HA and Collins ML. The effects ofresistance training on aerobie and anaerobic power ofyoung boys. Med. Sci. Sports Exerc. 1987,- 19: 389-392.

25. Micheli LJ Strength training in the young athlete. In Brown EW and Branta CE (eds). Competitive Sportsfor Children and Youth. Human Kineties.- Champaign 111. 1988: 99-105.

26. Heja WF, Rosenberg A, Buturusis DG et aL Prevention of sports injuries in high school students through strength training. Nat. Strength Cond. Assoc. 1983; 4: 28-31.

27. Kraemer WJ, Deschenes MR and Fleck SJ Physiological adaptations to resistance exercise. Implicationsfor athletic conditioning. Sports Med. 1988; 6.- 246-256.

28. American Academy ofpediatrics. Committee on Sports Medicine, Strength training,weight andpower lifting and body building by children and adolescents. Pediatrics. 1990;6: 801-803.

29. Hamill BP Relative safety ofweightlifing and weight training. J Strength Cond. Res.1994; 8: 53-57.

30. Krueger-Frankie M, Siebert CH and Pfoerringer W Sports-related epiphyseal injuries ofthe lower extremity. An epidemiologic study. J Sports Med. Phys. Fit. 1992; 32: 106-]]l.

31. Wilkins KE. The uniqueses of the young athlete: Musculoskeletal injuries. Amer J. Sports Med. 1980; 8: 377-382.

32. Caine DJ Growthplate injury andbone growth: An update. Ped. Exerc. Sel. 1990,-2:209-229.

33. Tanner GM Growth andadolescence. 2nd Edition. Blackwell Scientific Pub: Oxford.1967.

Fitness5

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Paginas relacionadas



Ejercicios funcionales

Ejercicios funcionales


Que son los ejercicios funcionales, para que sirven y como se clasifican.




Culturismo en ninos

Culturismo en ninos


Mitos y beneficios del culturismo en ninos




El entrenamiento de fuerza en jovenes

El entrenamiento de fuerza en jovenes


Beneficios y contras del entrenamiento de fuerza en jovenes y adolescentes




Biomecanica del abdominal

Biomecanica del abdominal


Explicacion desde el punto de vista biomecanico o cinesiologico de la abdominal clasica




Stretching Global Activo. S.G.A.

Stretching Global Activo. S.G.A.


El kinesiologo frances Philippe Souchard revoluciono en 1980 el mundo de la kinesiologia creando el metodo del campo cerrado o Reeducacion Postural (R.P.G)




Estirar antes o despues del entrenamiento

Estirar antes o despues del entrenamiento


Cuando se tiene que estirar, antes o depues del ejercicio. Damos las claves sobre este dilema.




Analisis de los ejercicios de remo

Analisis de los ejercicios de remo


Los ejercicios de remo parten todos del mismo ejercicio basico, remo en banco plano, desde esta idea de llevar los brazos hacia el pecho con la accion de la musculatura de los brazos y la de la espalda







Búsqueda personalizada

javier solas Fitness5

Todos los derechos reservados. A nombre de Javier Solas y Norberto Perezplata. Contenidos, fotografias, imagenes y graficos protegidos por derechos de autor. Contenidos creadados por Javier Solas Arroyo entrenador superior. Norberto Perezplata licenciado en educacion fisica. Modelos profesionales Carmen Pascual y Jose Moreno Vasco.